Kamakura, Yokohama, Takayama y otros nombres japoneses

Después de un día de compras, edificios y bullicio fuimos a una de las excursiones más famosas, Kamakura! Que qué hay allí? Una estatua de Buda gigantesca! de hecho, no es tan grande… ya veréis en la foto que más o menos somos iguales… ejem… xD Antes de comer nos fuimos para Yokohama, famoso por su China Town, llena de pato laqueado y tenderetes varios. Allí nos metimos un buen bol de ramen entre pecho y espalda, no veas como sorbíamos fideos! SLUUUUUUUUUUUUUURP!

NYAAAAM!

NYAAAAM!

El selfie de rigor ;)

El selfie de rigor 😉

Veis como no es TAN grande?

Veis como no es TAN grande?

No son monos? No, son budas.

¿No son monos? No, son budas.

Catalans a tot arreu XD

Catalans a tot arreu XD

Entrada a China Town

Hemos llegado!

Después, ya con ganas de volver a ver algunas tiendas, fuimos por la zona de la estación y pudimos ver la zona comercial, donde nos perdimos por un Book off (tienda de segunda mano de libros!) y un Don Quijote (venden todo lo que puedas imaginar) hasta casi la hora de cenar. Para terminar de aprovechar el día, volvimos a Shibuya, pues el día que fuimos llovía! Así que recorrimos algunas tiendas y visitamos a Hachiko, el famoso perro de Shibuya. Ese día, para variar un poco y porque estábamos más cansados que nunca (y porque era el cumple de Borja, FELICIDADES BORUJA!), cenamos en el McDondald’s de al lado del apartamento 😛 además, teníamos que levantarnos prontísimo al día siguiente, así que para los que no disfrutan mucho de las delicias japonesas era una excusa perfecta, jejeje.

Qué vicio al juego de los tamborcillos!

Qué vicio al juego de los tamborcillos! SEGA en Yokohama

Con unas ojeras que llegaban hasta el suelo por el madrugón (5:30h.) nos dirigimos a la estación de Tokyo, que dicho así, parece que Tokyo sólo tenga una estación…, para coger el tren que nos llevaría al pueblo de Takayama. Ese pueblo es famoso, a parte de por la calidad de la carne, por estar realmente cerca de uno de los pueblos más bonitos y protegido de la UNESCO, Shinagawa, al que no pudimos ir por horarios de buses, solo se puede acceder en bus y cuesta 40 €, aquí se pasan un poco. Tengo que decir que no recuerdo mucho el trayecto… pues me quedé roque total en cuanto toqué el asiento…

Una vez allí llegamos rápidamente al hotel Hodakaso Yamanoiori. Y VAYA HOTEL! Lo primero que vimos fue una inscripción con el nombre de uno de los compis de viaje en la entrada y otro cartelito dentro, para dejar los zapatos. Yo, como soy castor, no tengo que dejar nada, MUAHAHA. Las habitaciones eran increíbles, estilo japonés total, con futones y los típicos suelos de tatami, como los de las casas del Nobita o el Shin-chan :3.

Como moló ver el nombre puesto en la entrada!

Como moló ver el nombre puesto en la entrada!

Y en el sitio de las bambas XD

Y en el sitio de las bambas XD

La habitación!

La habitación!

Aquí Lorena todo mona posando con el yukata del hotel <3

Aquí Lorena todo mona posando con el yukata del hotel ❤

Aquí el modelito completo. No había de mi talla T_T

Aquí el modelito completo. No había de mi talla T_T

En Takayama es típico ir al mercadillo que ponen al lado del río por las mañanas a comprar cosas artesanales y tradicionales del pueblo, allí se trabaja mucho la madera y pudimos traernos para casa unos palillos magníficos. Por la tarde fuimos a explorar la zona y vimos un montón de minitemplos por un recorrido un tanto lúgubre, lleno de tumbas y vegetación. Luego ya encontramos el gran atractivo del pueblo, los barrios y las casas típicas del siglo 18-19 que tanto salen en la tele. Allí me zampé un sushi de carne, una experiencia curiosa, jejeje, pues une lo mejor de cada comida!  Ya por la noche decidimos ir a cenar a un 7 Eleven, pues se nos hizo tarde y todos los restaurantes estaban cerrados. Yo comí arroz al curry! Nyam nyam!

 

Mercadillo

Mercadillo

DSC_0153

Templos bonitos

DSC_0167

Muñequito típico de Takayama

DSC_0176

¿Sabéis qué señala? “Cuando el dedo señala la luna el tonto mirará el dedo”

DSC_0172

Para que no nos dejemos nada por visitar!

Cementerio

Cementerio

Carne de Gifu deliciosa <3

Carne de Gifu deliciosa ❤

Riiiiiiiiiico

Riiiiiiiiiico, el plato también se come!

El día no dio para más, pero realmente estábamos cansados y con ganas de ir a la cama, así que… como veis, eso hice 😉

Zzzzzz...

Zzzzzz…

A Nikko a ver a los micos!

Hola! Perdonad mi ausencia, me lo estoy pasando tan bien que los momentitos con wifi son para echar un vistazo rápido y dormir, así que hoy me toca explicaros muchas cosas.

El lunes me llevaron a pasar el día en Nikko, un sitio muy muy bonito. Visitamos dos templos, uno de ellos enorme, así como en el templo pequeño la entrada costó 200¥ en el grande fueron 1300¥, podéis comprobar que hay bastante diferencia. Hablamos del templo más importante de Nikko, el famoso por la imagen de los 3 monitos, aunque lo que más me llamó la atención fue un caballo blanco enorme dentro de una caseta y las 2782743864692 escaleras que hay, yo pensé que al final tocábamos el cielo. Mucha vegetación y tranquilidad, Nikko es un sitio para visitar y pasar el día si pensáis ir a Japón. Os recomiendo subir en autobús hasta los templos y luego bajar caminando, así veis tiendecitas cuesta abajo y si os apetece parar a comer en algún restaurante, nosotros encontramos uno muy escondido donde tenían especialidad en okonomiyaki y teppanyaki, tú mismo te lo cocinabas todo en una plancha que llevaba la mesa incorporada, un show dándole la vuelta a los okonomiyakis, acabaron aplaudiendo a Borja de lo bien que lo hizo. Plas, plas, plas, Borja eres mi ídolo.

AVISO: vigilad cuando viajéis lejos,pues os cobrarán tanto el asiento como el trayecto por separado, aunque no os lo dirán, simplemente no os dejarán pasar al volver sin antes abonarlo. Si lo hacéis con la máquina aseguraos de poner ticket + fare!

La estación de Niko

La estación de Niko

Entradilla muy bonica de un templo

Entradilla muy bonica de un templo

Yo delante de unas rocas que parecen una rana

Yo delante de unas rocas que parecen una rana

Con mis colegas

Con mis colegas

la foto artística de rigor

la foto artística de rigor

Nos compramos un pastelito de té verde!

Nos compramos un pastelito de té verde!

Uno de los templos de Nikko

Uno de los templos de Nikko

Una super foto guapa que hice con el iPhone

Una super foto guapa que hice con el iPhone

Un monje escribiéndonos en el libro de templos

Un monje escribiéndonos en el libro de templos

El martes me despertaron bien prontito para ir a Tsukiji y ver el pescado recién salido del mar, es un mercado enorme donde te encuentras desde mejillones gigantes, anguilas, atunes megahiper gigantes hasta gambitas de todo tipo y tamaño. Fue toda una experiencia, pues nos subieron a todos en un carrito motorizado donde llevan el pescado de un lado a otro por el mercado, ya nos veis a mis 6 amigos y a mi en un remolque enano y el conductor corriendo como un loco tomando las curvas! A todo esto porque nos transportaron? Ah sí, queríamos ir a la zona de baretos donde hacen sushi con el pescado de la lonja, qué rico ❤

Después visitamos un pequeño templo que está a la entrada de la lonja, donde hice unos amigos que me miraban con cara de hambre y no se porqué, aquí os dejo algunas fotos.

Hasta en los edificios te hacen notar que estás en la lonja

Hasta en los edificios te hacen notar que estás en la lonja

Al rico pescado!

Al rico pescado!

Mega atunes!

Mega atunes!

El templico de Tsukiji, qué ganas tenía de estirar esas cuerdas...

El templico de Tsukiji, qué ganas tenía de estirar esas cuerdas…

mis colegas con cara de hambre

mis colegas con cara de hambre

 

Caminamos hasta Ginza, a 10 minutos andando, eso sí, a pleno sol y muertos de calor, mucha protección en la piel! Visitamos el edificio Sony, todo con temática acuática, fue de agradecer un ratito de aire acondicionado y probar las últimas novedades de Sony.

Por la tarde fuimos a Roppongi, una zona llena de centros comerciales donde, según palabras textuales de Lorena, era el paraíso de Doraemon, pues había decenas de figuras a “tamaño real” del gato cósmico. Yo no sé qué le ven a ese gatucho cabezón… yo soy más mono!

la foto 5

Yo posando junto a Borja y Lorena con Doraemon...

Yo posando junto a Borja y Lorena con Doraemon…

Aquí se dio cuenta que yo era más mono que él y me metió un patadón...

Aquí se dio cuenta que yo era más mono que él y me metió un patadón…

Estaban por todas partes!

Estaban por todas partes!

Todas las niñas querían fotos con él...

Todas las niñas querían fotos con él…

Les hice una foto de recuerda en la Porta Màgica a mis amigos

Les hice una foto de recuerdo en la Porta Màgica a mis amigos

De allí nos fuimos en… MONORAIIIIIIIIIIIIIL a Odaiba, una bahía artificial donde hay millones de tiendas, centros comerciales y atracciones. Lo primero que hicimos fue sacar unas cuantas fotos al paisaje, con una estatua de la libertad a escala, el puente arcoíris y el skytree.   Había un robot gigaAlucinamos cuando encontramos una tienda de Bola de Drac, One Piece y demás, aunque lo que más nos gustó fue el robot gigante, un GUNDAM! Es espectacular ver este tipo de cosas de noche, con luces y musiquita por aquí y por allí. La noria cambia de colores y todo parece mágico. Aish… por qué me iría?

la foto 1

El gran torneig de les arts marcials!

El gran torneig de les arts marcials!

Kaaaaaaaameeeee

Kaaaaaaaameeeee

Tampoco era tan grande... o sí xD

Tampoco era tan grande… o sí xD

la foto 5

Bueno, como me dio penita dejar de ver lucecitas luego fuimos a jugar al Pachinko, el equivalente japonés de las máquinas tragaperras, sólo que con una música altísima, luces y colores sin fin y bolitas que suben y bajan cada dos por tres.

Borja viciado al Pachinko

Borja viciado al Pachinko

la foto 3 la foto 4

Y hasta aquí esta entrada… Disculpad de nuevo el retraso, pero aquí cuesta encontrar un ratito para escribir y manteneros informados :3 Se despide vuestro castor preferido!

 

Integrándome con los japoneses

¡Jusep al teclado! Ya vuelvo a estar aquí para relatar mis desventuras por el país del Sol naciente. El día de hoy ha sido agotador, aunque también muy productivo!

Fuimos prontito por la mañana a ver el templo shintoísta más famoso de Tokyo, el Meiji Jingu… No veas como se los gastan estos japoneses para rendir culto a sus emperadores. Además, por si fuera poco, le ponen unos barriles de sake para mantenerlos contentos, a ver si con un poco de suerte se les cae un poco y me lo meto en una botellita ;). Como podéis ver, y para comparar tamaños, me han hecho una foto en frente de la entrada al templo, “ahí es na'”. Los chicos se han lavado las manos antes de entrar, hay un ritual y todo… yo he pasado, que luego se me queda el pelaje mojado y me constipo. Para dejar constancia de nuestro paso por el templo, hemos escrito unas frases emotivas en un trozo de madera y hemos firmado.

 

 

Yo, delante del portal del templo

Yo, delante del portal del templo

Litros de alcohol!

Litros de alcohol!

Lo que viene siendo el templo en sí

Lo que viene siendo el templo en sí

Donde uno se limpia las zarpas antes de entrar

Donde uno se limpia las zarpas antes de entrar

Nuestros buenos deseos

Nuestros buenos deseos

 

Una vez acabada la parte cultural, nos hemos ido de shopping por Harajuku, concretamente por una calle que se llama Takeshita, muy famosa por sus personajes rarunos y sus tiendas recargadísimas de ropa hortera (en muchos casos, jajaja) y demás parafernalia. Finalmente hemos acabado en una calle que parecía muy poco turística con un montón de tiendecillas chulas. Hemos ido a una tienda que lo he flipado en colores, Kiddy Land, repleta de juguetes. He intentado buscarme una novia castor pero no ha habido suerte…

 

Echándole una foto a Lorena delante de Takeshita Street

Echándole una foto a Lorena delante de Takeshita Street

 

Doraemon posando para mi

Doraemon posando para mi

Toma tienda guapa!

Toma tienda guapa!

Después de fundirnos la VISA

Después de fundirnos la VISA

Para rematar la jugada hemos ido a cenar con una de las profesoras de japonés y amiga de Borja y Lorena, Iris, quien nos enseñó el barrio koreano de Tokyo, Shin-Ôkubo, donde cenamos de rechupete una barbacoa koreana y unos platos típicos del país: Gulgogi, Kimchi, alcohol típico koreano y un par de platos más que no recuerdo el nombre… lo que sí sé es que algunos picaban un poco, pero ¡qué ricos! No tengo la foto porque la hicimos con otra cámara, pero en breves la colgaremos 😉

 

Mi llegada a Japón

¡Hola amigos! Estoy sano y salvo aquí en Japón, pero la verdad es que no ha sido fácil la llegada… ya que nosotros sí llegamos a nuestro destino, ¡pero las maletas se quedaron por el camino! ¡Menos mal que mis amigos me pusieron en primera clase dentro de su maleta de mano! Así pude disfrutar de un viaje agradable:

image[2]

Disfrutando de unas vistas increíbles mientras todos duermen

image

Un robado mientras dormía

image[1]

¡Que bonito!

Volamos con la compañía Aeroflot, la verdad es que todo bastante bien si  no fuese porque el trasbordo de aviones fue un poco  justo, de ahí el fallo de las maletas. La comida también es un poquito justita, puedes elegir carne o pescado, pero siempre los mismos platos en todos los vuelos.

Al llegar al aeropuerto los primeros contactos con las famosas vending machines <3.  Aquí donde me veis soy un fan de los café con leche en lata de estas máquinas, ya os enseñaré algun selfie guapo.

Estamos hospedados todos juntitos en un apartamento en la zona de Umejima.

image[3]

¿Bonito o no? claro que sí. Hoy me han llevado a ver Akihabara y  Shibuya, ¡qué locura de mirar tiendas! Además hoy ha estado lloviendo todo el día, una pena. Aquí tenéis algunas fotos de lo que han comido y hecho estos chicos, me han hecho hacerles una foto con Dan-Board en tamaño gigante, súper simpático él. También han estado en Shibuya 109 y en la última planta han encontrado todo un escaparate de Sonny Angel, Lorena se ha comprado unos cuantos, la verdad no sé qué les encuentra a esos muñecajos desnudos, bueno va, un poco adorables sí que son. (Perdonad que hoy no me he dejado ver, no quería dañarme con la lluvia, ¡no es que no os quiera mostrar mi cara de castor adorable!)

Akihabara

Akihabara

Shibuya

Shibuya

Dan-Board de Lorena

Dan-Board de Lorena

Dan-Board

Dan-Board

Paraíso Sonny Angel

Paraíso Sonny Angel

Han comido ramen de diferentes tipos acompañados de unos gyozas y la cena ha sido muy típica japonesa, en un Izakaya. Lo que véis en la foto es Omeraisu, una tortilla rellena de arroz y también tenía trozitos de pollo, lo de encima es ketchup. Dicen que estaba de rechupete.

 

Comida rica rica

Comida rica rica

Omuraisu

Omuraisu

 

Mañana espero tener más wifi y material para enseñaros. Estaremos en contacto.

 

Vuestro querido castor, Jusep.

¡Japón, allá voy!

¡Hola a todos! Soy Jusep, el castor, hijo de Mr. Wonderful*, y he creado este blog para relatar mis aventuras por Japón. En este viaje me acompañan seis personas, aunque voy a ir en la maleta de Borja y Lorena. Podréis ver un montón de fotos mías, y quizás suyas (aún tengo que pensármelo…), visitando muchos rincones de Tokyo y alrededores. Esta aventura va a ser corta pero intensa y… ¡EMPIEZA MAÑANA! ¡Estad atentos!

 Jusep.

 

Yo, marcándome un selfie

Yo, marcándome un selfie